Queremos que nuestros clientes estén informados al máximo, con claridad y transparencia. En el desplegable encontrarán algunas de las preguntas más habituales en los diferentes ámbitos en los que trabajamos. Si no encuentra la respuesta que está buscando, póngase en contacto con nosotros.

Comunidad de Vecinos


Sí y la duración en el cargo es de un año hasta la celebración de la siguiente junta ordinaria.
No. El propietario que esté en esta situación queda privado de su derecho a voto, aunque sí tiene derecho a voz. Su presencia y su cuota no será computada a la hora de alcanzado las mayorías que exige la ley.que
No. La normativa catalana vigente obliga a no cerrarla con llave por un tema de seguridad contra incendios.
Se debe pedir permiso a la comunidad, que por mayoría simple debe decir cuál es el lugar más adecuado para la instalación. No le pueden impedir, sólo le pueden exigir que coloque el aparato en el lugar escoger por la comunidad.
Si el título constitutivo no dice nada sobre el régimen de contribución y gastos que le corresponde, la Ley de Propiedad Horizontal prevé que los locales participen de los gastos de la comunidad de acuerdo con el coeficiente. Sin embargo, la junta puede tratar y aprobar que se apliquen otras formas de reparto para algunos gastos concretas.
No, si la finca se mantiene en buenas condiciones. Sí, si la finca tiene alguna deficiencia que pudiera provocar el accidente. Ejemplos: peldaño en mal estado, una baldosa rota, zona mal iluminada. En este caso la comunidad y el seguro tendrían que hacer frente a los gastos e indemnizaciones.

Seguros


No, pero si es recomendable. Sí, que es obligatorio un seguro de incendio, para aquellas hipotecas donde el titular es el banco. Si la casa la tenemos pagada es recomendable tener un seguro de responsabilidad civil frente a terceros. De esta manera evitamos problemas si provocamos daños a otros pisos.
Son las pertenencias que tiene el propietario o inquilino dentro de casa. Ejemplo: electrodomésticos, ropa, decoración, objetos personales, ... Cuanto más alto sea el valor del contenido que ponemos al seguro, más pagaremos. En caso de determinados objetos que tengan un alto valor económico, deben ser declaradas de manera expresa.
Es todo lo que forma parte de la construcción y estructura de un edificio. También forma parte del continente las superficies que se hayan construido fuera de la vivienda pero que se encuentran en el mismo edificio. Ejemplo: garajes o trasteros. Para evitar duplicidad de garantías es recomendable revisar la póliza con el seguro comunitaria.
Para que el seguro se haga cargo de la indemnización, deberá ponerse una denuncia a la policía y demostrar que han forzado la cerradura de entrada al piso. Hay que tener presente que el seguro sólo cubre el valor del contenido, que incluye el coste de los objetos que tienes en casa en el momento que signos el contrato del hogar. Si no tienes facturas, un perito valora los elementos robados según las características de la vivienda.
Es recomendable sólo de los contenido, es decir, tus pertenencias. Del continente, es decir, los elementos que forman parte de la construcción y estructura del edificio, se hará cargo el propietario del piso.

Hipotecas


Actualmente las entidades financieras permiten destinar, como máximo, un 35% de los ingresos mensuales netos. El importe total solicitado, por ley, no puede superar el 80% de la tasación de la vivienda, sin tener en cuenta los costes de notaría, registro, ITP, IVA ..
Si el solicitante de la hipoteca no cumple en la totalidad de las condiciones impuestas por el banco para dar luz verde a la concesión de la hipoteca. De este modo, la entidad bancaria se refuerza la garantía del retorno del préstamo.
Sí. La ley actual limita al 0,5% del importe pendiente (por las hipotecas constituidas después del 8 de diciembre de 2007) la comisión por la cancelación anticipada.
Si el interés que pagamos es superior al que ofrece el mercado, se puede pedir una reducción a la entidad financiera. En caso de que se nos deniegue, otro opción sería subrogar la hipoteca a otra entidad que nos mejore las condiciones actuales. Otra opción es alargar la hipoteca unos años. Con ello conseguiremos una reducción de la cuota mensual de la hipoteca.

Compra/Venta


La empresa facilitará la siguiente documentación:
  • Nota simple del registro (permite ver si hay cargas)
  • Último recibo de la hipoteca (para comprobar si está al corriente de pago, el saldo y las condiciones)
  • Recibo del IBI
  • Información sobre los gastos comunitarios
  • Prueba de aluminosis si el edificio fue construido entre los años 1950-1970
  • Cancelación de la hipoteca (si el comprador no se subroga)
  • Impuesto sobre la plusvalía (el cálculo se toma como base el valor catastral)
  • Cédula de habitabilidad (caduca a los 15 años)
  • Incremento de patrimonio
  • Honorarios de la agencia inmobiliaria
Además del importe de la vivienda se generan los siguientes costes adicionales:
  • Impuestos: En el caso de una vivienda nueva, el IVA más el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados. En el caso de una vivienda de segunda mano, se debe pagar el impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados.
  • Hipoteca. Aparte del importe solicitado a devolver, la hipoteca tiene otros gastos añadidos como son: Comisión bancaria, tasación del inmueble, Impuesto de Actos Jurídicos Documentados sobre el importe total garantizado con la hipoteca (que es del 1,5%), honorarios de la Notaría y registro y Gestoría. En caso de hacer la subrogación de una hipoteca, los gastos serán inferiores, ya que no tendrá que pagar el impuesto de Actos Jurídicos Documentados ni los gastos de tasación. Sin embargo el banco cargará una comisión por la subrogación.
  • Notario
  • Registro de la Propiedad
  • Cambio / alta del titular de los servicios de agua, luz, gas, etc.
  • Seguro
Es un acuerdo privado entre un comprador y un vendedor para formalizar un compromiso previo de adquisición de un bien o inmueble. La firma del contrato conlleva el pago de una parte en concepto de señal, por parte del comprador, por la cuantía que acuerden las partes. Lo más habitual, en las viviendas de segunda mano, son los contratos de arras penitenciales. En este caso, cualquiera de las partes puede desistir del contrato de arras. En el caso del vendedor debería devolver el doble de lo que haya recibido. En el caso del comprador perdería el dinero entregado en concepto de señal.

Alquiler


La ley establece que el período mínimo de arrendamiento sea de 3 años, pero podemos hacer un contrato por los años que queramos. En casos que se plantee hacer un contrato a más largo plazo, es importante tener en cuenta, en el contrato, los futuros incrementos de la cuota mensual.
Sí. Actualmente ni siquiera es necesario el permiso de la comunidad de vecinos. Sólo hay una excepción: que los estatutos de la comunidad prohibiera el cambio de uso. En este caso sería necesario la unanimidad de la comunidad de vecinos.
No, en el caso de una vivienda. Sí, en el caso de una oficina o local comercial.
Sí. Aunque el contrato no lo especifique, la ley nos dice que en estos casos, por defecto, se aplicará el IPC. Con el propietario se pueden llegar a acuerdos diferentes sobre estos tema, pero deben estar especificados en el contrato.
No. La ley prevé, en estos casos, una subrogación por un periodo de 2 años, en el caso de personas de más de 25 años de edad, para que el inquilino tenga tiempo para encontrar una nueva vivienda. Hay que tener en cuenta que la ley da tres meses para acogerse a la subrogación, si no queda extinguido el contrato de alquiler.
Sí, pero el propietario debería hacerlo constar, de manera específica, en el contrato de alquiler. Si el propietario lo descubre posteriormente y no consta en el contrato, tiene derecho a cancelar de manera inmediata.
Lo deben pagar los propietarios, aunque entre las partes pueden llegar a una acuerdo privado. Los inquilinos sólo tienen que pagar las reparaciones menores. Para evitar problemas es conveniente que en el contrato quede especificado quién paga qué.
Del continente se hará cargo el propietario y del contenido, el inquilino, aunque entre las partes pueden acordar lo contrario, De este modo, cualquier desperfecto o robo queda cubierto por los seguros.

Fiscal y Jurídico


Si. Los contratos de alquiler de pisos que no estén sujetos de IVA, deberán tributar el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) en el momento que se haga el contrato. No entran en este ámbito los alquileres de locales comerciales o viviendas que se destinen a poner una oficina, ya que en estos casos el alquiler sí incluye el IVA.
El Ayuntamiento tendrá abierto un expediente sancionador que le servirá como prueba a la hora de ir al juzgado. En estos casos no sirven los testigos, pero sí grabaciones de sonido. Si los propietarios de los animales solucionen el problema, la demanda puede seguir adelante, en este caso ya como una reclamación por daños y perjuicios.
Es necesario hacer un peritaje para comprobar que las grietas han aparecido como consecuencias de las obras. El coste de esta prueba corre a cargo del que plantea la reclamación. Si queda demostrada y el perito le da la razón, se interpondrá una demanda al promotor y al constructor.
Sí. Salvo que sea por fuerza mayor, es decir, causas que no dependen del promotor, deberá abonar no sólo el importe del alquiler que necesiten sino también los gastos originados de tener que guardar los muebles en otro lugar y los gastos de transporte.
Los cambios no se pueden hacer sin el consentimiento del comprador. Es habitual que en el transcurso de la obra surjan algunas modificaciones. Si los cambios no afectan a la descripción ni la cuota de los departamentos vendido, no se puede presentar reclamación. Es habitual que las promotoras hagan constar, en los documentos, una cláusula donde se le autoriza a realizar modificaciones en la escritura de obra nueva y modificar los estatutos de la comunidad, si ya están redactados.
Lo más aconsejable, en este casos, es dividir el valor de la finca para las anualidades que se considera que vivirá la persona propietaria que vive en el inmueble que quiere ceder. El número de años irá en función de la salud de la persona.
En los años 60 era habitual construir casas con los ahorros. Por tanto, no se necesitaba hacer escritura y, por tanto, la inscripción en el registro no era necesaria. La documentación necesaria para otorgar la escritura y la inscripción en el Registro de la Propiedad es la siguiente:
  • Certificado del catastro
  • Certificado del Ayuntamiento
  • Certificado de un arquitecto

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola. ¿En qué puedo ayudarte?